Mi NO nuevo contrato

Os comenté el otro día que iba a cambiar mi forma de contratación a un contrato con más horas. Pues hoy me han dado información de dicho contrato: los que pagan han decidido no hacer dicho contrato.

Supongo, porque eso no me lo han dicho, que mi estado será similar al actual: cuando me necesitan me llaman y yo voy (y cobro). Pienso que es un error y el resto de esta entrada esta la justificación de mi razonamiento.

Veamos pues toda la teoría de planificación de trabajos (que estoy estudiando ahora):

Podemos considerar dos formas de organizar ciertos trabajos: por obra o preventivas. En el caso de la obra se pretende realizar un trabajo concreto que es necesario.

Un ejemplo: En mi casa llamábamos cada 3 meses a un jardinero para que arreglara el jardín. Lo llamábamos cuando el jardín estaba tan impresentable que nos daba vergüenza mirarlo o enseñarlo y solía coincidir con el anuncio de una visita especial a casa. Este hombre iba con varios peones y en una jornada cortaba el césped, quitaba las malas yerbas, abonaba y al final nosotros le abonábamos el importe a él. La ocasión en la que no podía venir la cuadrilla era una tragedia en la familia.

Un trabajo preventivo consiste en determinar cuales serán las próximas necesidades e ir haciéndolas de antemano (antes de que sean estrictamente necesarias).

Volviendo al tema del jardín, ahora tenemos un contrato de mantenimiento. Cada semana vienen un par de muchachos y en media hora hacen su tarea: unos días abonan, cuando es necesario cortan el césped, otro podan los setos. Al final, estamos pagando lo mismo que en el otro servicio pero siempre tenemos el jardín perfectamente arreglado. Además, es un sistema más tolerante a fallos, en el caso de que algún día no puedan venir, el jardín sigue luciendo bastante arreglado.

Está claro que no tiene sentido hacer un contrato de mantenimiento para todo los aspectos de nuestra vida: por ejemplo en servicios que vamos a usar muy esporádicamente (como por ejemplo el fontanero que a casa viene uno cada 3 años...).

Las cosas son distintas en un entorno industrial. En estos ambientes, se pretende que todo el mecanismo de producción esté el máximo tiempo posible disponible y funcional. El que un grifo no funcione puede paralizar la producción completa de la fábrica. ¿Cómo se trabaja en esos ambientes? Haciendo mantenimiento preventivo. Las grandes empresas han calculado que les sale más barato sustituir un grifo que aún funciona que sustituirlo cuando se estropea. Y el motivo es que en el primer caso se puede escoger el momento más apropiado para el cambio; en el segundo caso hay que cambiarlo inmediatamente parando la producción para proceder a dicho cambio.

Volvamos pues a mi contrato. Hasta ahora he ido tapando huecos. Haciendo lo que me pedían que hiciese. Siempre con el tiempo persiguiéndonos para que el trabajo estuviese acabado para una fecha determinada. Con lo cual el objetivo siempre ha sido salir lo mejor posible del trago. Ha habido lineas de implementación del servicio que no hemos investigado lo suficiente por no tener tiempo de pruebas adecuados. No hemos hecho lo que considerábamos lo mejor, sino lo que primero ha funcionado. Otros asuntos han quedado pendientes sine die dado que no eran imprescindibles para el servicio. Y la decisión ha sido que así se va a quedar.

No voy a escribir aquí las faltas que quedan por corregir, Simplemente expresar que considero un error importante dejar un servicio que se pretende que sea crítico sin mantenimiento activo.

Besos