Memorizando

Recientemente, he necesitado memorizar gran cantidad de información y he encontrado una herramienta para facilitar dicho proceso.

Las flash cards

Es un sistema que he visto que se utiliza de forma habitual en el extranjero (para aprender vocabulario, por ejemplo) y no lo he visto nunca en España. Y está basado en que cuanto más sabemos un concepto, menos falta nos hará repasarlo.

Los elementos

Consiste en dividir la información a recordar en parejas de pregunta y respuesta. Y se escriben en tarjetas. La pregunta por un lado y la respuesta por el reverso.

Las preguntas han de ser planteamientos claros y distinguibles entre sí. Es decir, no vale usar dos tarjetas con la misma pregunta (y distinta respuesta). Los niños ingleses usan tarjetas de estas con dibujos de objetos en un lado y la palabra escrita en el otro. Igualmente, una buena pregunta es la palabra en nuestro idioma nativo y como respuesta el nombre en idioma extrajero. En mi caso, como era un temario lo que tenía que aprenderme, las preguntas eran títulos de epígrafes.

Las respuestas han de contener la información que tenemos que recordar. Es, por tanto, importante que la cantidad de información sea apropiada para nuestras capacidades previas para recordar. En mi caso, considero interesante más que recordar párrafos completos, recordar las ideas o palabras clave. En algún caso, un esquema o un gráfico puede ser más valioso que una larga descripción.

Existen casos en el que las preguntas y las respuestas son reversibles. Es decir, volteando las tarjetas, las antiguas preguntas se convierten en respuestas y viceversa. (¿he contado ya que esta herramienta es muy útil para aprender vocabulario ;-)?

Sistema del montón único
Se organiza un montón con todas las tarjetas. De forma que se vea solamente la pregunta. Intentamos responder a la pregunta y, en función de si hemos recordado la respuesta y el esfuerzo que hemos necesitado para hacerlo, la insertamos en el montón en un lugar distinto. Veamos:

La respuesta se recordó sin problemas
Se coloca la tarjeta en la última posición del montón.
La respuesta se recordó, pero costó trabajo recordarla.
En cuyo caso, la tarjeta se coloca a 2/3 del inicio del montón
La respuesta no se recordó completa o correctamente, pero iba bien encaminada
Tras repasar el contenido, la tarjeta se situa a 1/3 del inicio del montón
La respuesta ni se supo ni se tenía ni idea
Se estudia y se inserta la 5 o la 6 empezando por arriba

Por supuesto, las aproximaciones 2/3 y 1/3 son orientativas y depende de la cantidad total de tarjetas que se usen. Con este sistema, las tarjetas que se saben peor, son vistas más frecuentemente que las que se conocen mejor, pero al final todas se van refrescando.

Sistema de los montones múltiples

En este caso, tenemos varios montones y cada montón tiene asociado un tiempo de permanencia. Cuando una tarjeta entra en un montón, esta queda «dormida» el tiempo asignado al montón. Cuando ha pasado dicho tiempo, la tarjeta es repasada. Si la respuesta es recordada correctamente, salta al siguiente montón, en caso contrario salta al montón 0. El montón 0 es el de tarjetas no aprendidas y son las que hay que ir estudiando una vez repasadas las de los otros montones.

Así que el mecanismo es ligeramente distinto al sistema de un único montón. En este caso solamente se repasan las tarjetas que estén despiertas. Conforme una tarjeta asciende de montón está más y más tiempo dormida. He estado buscando una fórmula que hace algún tiempo ví y relacionaba el tiempo de permanencia y el montón pero no lo he encontrado. El tiempo tiene crecimiento exponencial

Este sistema fue propuesto por Leitner.

Programas

Aunque son sistemas realizables físicamente con fichas, lo cierto y verdad es que es mucho más cómodo hacerlo con programas de ordenador que se encarguen de forma automática de llevar el control de las fichas, los tiempo de espera de cada una y de obtener estadísticas de sobre lo aprendido.

He usado varios programas al respecto, pero al final me he quedado con uno llamado pauker. Tiene varias características que me han convencido sobre su uso:

  • Es simple de uso. Pocas opciones donde perderse
  • Está programado en java y se distribuye como fichero jar. Esto significa que solo necesitas bajarte un fichero y ya tienes el programa funcionando. No requiere instalación. y borrarlo es tan sencillo como borrar dicho fichero.
  • Además, funciona dicho fichero en linux, Ms Windows y creo que Mac Os
  • Es libre y gratuito.
  • Importa las fichas desde diversos formatos
  • Los ficheros de datos están escritos en xml. Que es un estandar. Esto me ha permitido tomar un documento de más de 100 páginas en html y haciendo un programa de conversión, generar el fichero xml que necesitaba (sin tener que mecanografiar otra vez todas las fichas).

Buscando información al respecto, he encontrado una página con una comparativa de más de 200 programas de aprendizaje con flashcards. De forma que nadie se pueda quejar de no encontrar un programa que se adapte a sus necesidades: learn.how.to.

P.D.: Fíjese que he intentado evitar el término «aprender», porque considero que aprender es la mezcla de memorizar, comprender y relacionar. En algunos casos memorizar puede sustituirse por aprender (como aprender vocabulario), pero en la mayoría de los casos no son equivalentes.