HDebts - Gestión de pagos para grupos - Crónicas Alcalaínas (2ª Parte)

Cuando un grupo de amigos va a realizar pagos de forma conjunta y continuada durante cierto tiempo, se presenta un problema de infraestructura de gestión del dinero.

Se pueden presentar los siguientes casos:

Gestión independiente
Cada uno paga en todo momento sus gastos. Este método es indudablemente el mejor si se desconfía de los otros integrantes del grupo, pero presenta dos inconvenientes.

el primero es que no siempre es cómodo o práctico pagar cosas por separado. Por ejemplo, al comprar en un Hipermercado soltar el dinero en caja cada uno una parte es lento y molesto para el resto de los clientes del lugar.

En momentos en los que el caso anterior ocurre, o simplemente uno se queda sin cambio o sin dinero en un momento dado, entran en juego los «prestamos».

--oye, prestame 1 € que solo tengo un billete de 100 y no voy a cambiar para eso.

--tio, ya va siendo hora de que cambies que nos estás explotando a costa del puñetero (lease puto) billetito.

Mantener en la cabeza estos prestamos personales puede ser una pesadilla y es fácil olvidarse de pagar uno

Sistema Prepago
O como se suele denominar: «Fondo Común». Con este sistema, los individuos pagan una cantidad previamente acordada. Un tesorero se encarga de pagar a partir de entonces todos los gastos. Hasta que dicho fondo se termina y se vuelve a empezar.

Este sistema tiene un inconveniente con dos posibles soluciones: Es un sistema muy paritario en el que todos los integrantes han de hacer los mismos gastos. Si en un grupo hay personas que consumen alcohol y otro grupo que no lo consumen; y se establece un fondo común. O los que no consumen pagan los vicios a los demás y se aguantan o tienen que montar un sistema paralelo alternativo con un segundo fondo común.

En el momento que haya intereses dispares en el grupo (tales como: me apetece en vez de un refresco tomarme refrezco con montadito y segunda bebida) o que aparezcan y se marchen personas antes de que la asociación se disperse, puede complicarse el que todos reciban la parte que les corresponde. (por ejemplo, en caso de marcha de una persona hay que dividir el fondo común entre los presentes, repartir, despedir al muchacho y crear un nuevo fondo común.)

Plan Contable
Este sistema es el más efectivo y contiene innumerables ventajas. Pero, no nos engañemos, tiene también sus incovenientes. EL inconveniente es que puede no ser claro a primera vista, requiere anotar los gastos y realizar (en el momento de pago) algunas operaciones aritméticas básicas. Estas características lo desaconseja para pagos simples o únicos. Pero es de gran ayuda en casos de pagos continuados (por ejemplo, durante una excursión).

Cada pago a realizar lo hace una persona, da igual que esa persona sea beneficiaria o no de dicho pago ni que otras personas se beneficien tambien del mismo. Solo hay que anotar los gastos que cada persona hace y los pagos que cada persona hace.

Cuando alguien quiere ajustar sus cuentas, se resta lo que uno ha pagado de lo que ha gastado y el monto resultante es lo que tiene que cobrar (o pagar). Alguien le paga/cobra (anotando dicho pago/cobro en su cuenta) y se continua con el procedimiento.

En caso del ajuste final, se pone el dinero a pagar en la mesa y los que tienen que cobrar lo toman, si los cálculos están correctos, no faltará ni sobrará nada.

Para nuestro viaje a Alcalá, utilizamos este último sistema. Pero en vez de anotar en papel las diversas entradas, usamos un programa para la PDA llamado: HolidaysDebts.

HDebts permite anotar los gastos efectuados, quien los pagó y quien los disfrutó. Hace gestión de pagos con divisas, permite simplificar, considerando personas individuales o grupos (como parejas), determina en todo momento los saldos respectivos de cada persona/pareja, gestiona prestamos y pagos de dineros y permite añadir o borrar en cualquier momento a nuevas personas.

En caso de error, en cualquier momento se pueden modificar (y recalcular) las entradas anteriores.

Lo último que hemos descubierto, es que genera unos informes en html o en csv con todos los datos y pagos efectuados, De forma que todos pueden comprobar la exactitud de los datos expuestos.

Al principio, sonaba un poco extraño todo esto de anotar gastos y de que cualquiera pagara «porquesí». Pero tras ver en funcionamiento el mecanismo de pagos. Pienso que todos quedaron encantados de la historia permitiendose «salir a la calle sin dinero, porque paga otro». Igualmente pienso que tras la sospecha inicial, nadie cree que se le haya engañado haciendole pagar más de lo que le corresponde.

Sólo quedan pues, los comentarios de los sujetos experimentales.