Mi primera vez

Hola, amigos/as de Barbacana.net. Os escribo para contaros una de las experiencias más maravillosas y gratificacmtes de mi vida: mi primera vez. Sí, sí, no habeis leído mal; mi primera vez.!Oh...!, cada vez que lo recuerdo, se me ponen los pelos de punta, y una sensación de alegría y felicidad inundan mi cuerpo.

Mi primera vez fué muy especial, !y eso que todo el mundo me había advertido de que tuviera mucho cuidado, pues podía meter la pata!. Yo tenía mucho miedo, y me llevé mucho tiempo dudando si debía o no debía hacerlo. Ella me advirtió muchas veces que fuese despacito, y que la primera vez, no metiera mucho. Además, me dijo que ya me avisaría cuando creyera que estaría preparado.

y, amigos, llegó el gran día. Me sentía muy nervioso. Me acerqué a ella con decisión y empecé la faena. Tomé mis precauciones y fui poco a poco. Al ser mi primera vez, metí muy poquito, tal y como ella me dijo. Al poco tiempo empezó el balanceo, rítmico, cada vez más intenso... hasta que empezó a coger velocidad. El corazón se me aceleró y una sensación de ilusión y alegría inundó mi alma... hasta llegar al final.

Ella me felicitó y me dijo que lo había hecho muy bien; y que, para la próxima vez, metería un poquito más. !Ni que decir tiene que ya estaba deseando que fuera la próxima vez!.

A este episodio le siguieron, en los días posteriores, otros, y otros, y otros... hasta el punto en que ya se han convertido en algo cotidiano en mi vida.

Por eso, amigos y amigas de Barbacana, he querido compartir con vosotros mi felicidad. La felicidad tan enorme y excitante que supuso para mí, mi primera vez: !la primera vez que puse una lavadora!

Gracias

Peto.

(NOTA: Dos años casado y pone la lavadora él solito)

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione su manera preferida de mostrar los comentarios y haga click en 'Guardar opciones' para activar sus cambios.

Una mala esperiencia

Pues mi primera vez fue lamentable: dejé una camiseta, varios pares de calcetines y unos calzoncillos a medio teñir de rojo. Es que no se deje mezclar la ropa blanca con la de color...