Redes Sociales

Ya en el calorcito de la casa y tras haber descansado de tanto viaje, me queda por comentar la última jornada del evento y su temática: Las Redes Sociales.

Una red social no es más que una lista de individuos (o elementos) y una relación que los enlaza.

Pensemos en el colectivo de trabajadores de un gran almacen. Escribamos sus nombres en una inmensa pizarra y unamos con lineas aquellos que tienen relaciones entre sí: podríamos unir aquellos que:

  • Son amigos
  • trabajan en el mismo departamento
  • Tienen idénticas ideas políticas
  • Nacieron en la misma ciudad
  • unimos los jefes con subordinados
  • aficiones deportivas
  • ...

Observamos dos cosas, una es que se forma una red o maraña de lineas que unen a todos con todos, siempre se puede encontrar una relación entre dos y en el peor de los casos la relación sería (Unimos aquellos que no tienen ninguna relación entre sí). La segunda cosa es que no nos sirve de nada tener una pizarra absolutamente llena de líneas.

La idea de una red social es conectar sólo usando una relación prefijada de antemano e intentar sacar conclusiones a partir de la información mostrada.

Volviendo al ejemplo del centro comercial. Efectuemos una red con el siguiente criterio: «conectamos cada trabajador con aquellos con los que tienen comunicación directa» Así un mozo de carga no tiene comunicación directa con el director general. Luego en nuestro esquema no estarán unidos por un arco.

¿qué información podemos obtener de este esquema?

Podemos hablar de el número de personas necesarias para que dos personas establezcan comunicación (distancia), o agrupar a las personas en grupos bien comunicados entre sí (formar agrupaciones o clusters), tambien se pueden detectar cuellos de botella: personas que son necesarias para que lleguen ciertos mensajes entre un grupo de empleados y otro (beetweeness). Incluso podemos medir el camino de comunicación más largo del grupo (el diámetro).

¿y esto para que sirve?

Estudiar el funcionamiento y mejorarlo. Reforzando los puntos flacos. Veamos, si hay una persona que concentra los mensajes (digamos una secretaria que enlaza a los vendedores con los ejecutivos). Si esa persona se pone mala, la comunicación se interrumpe. Si esa persona es lenta, dificultará la comunicación entre los sectores, si esa persona es contratada por la competencia tendrá mucha información que aportar a sus nuevos contratadores. Como podemos ver, la estructura y seguridad del la empresa se mejora evitando estos cuellos de botella.

O desde el otro punto de vista: si queremos que echen a un trabajador de la empresa difundiendo un rumor, sólo es necesario difundirlo entre los empleados previamente detectados como influyentes.

Cada vez más, se emplean técnicas de publicidad que juegan con redes sociales: técnicas de boca a boca o técnicas de venderles (o incluso comprarles) a los puntos influyentes y estos ejercen de repetidores de mensajes. En este aspecto, solo hay que observar, por ejemplo. Los eslóganes y técncias de las compañias de telefonía móvil: los duo, los 10 amigos, somos más costamos menos...

Las redes sociales, como se ha visto, es una cuestión de relaciones. Y ahora está muy de moda gracias a la popularidad de internet. En los que se pueden establecer y seguir las relaciones entre distintas páginas web y las participaciones de unos y otros.