Teléfono VoIP Atcom AT-320

Tal y como comenté en VoIP para novatos. Gané en concurso un teléfono VoIP. Y es deuda de honor, hacer un comentario a propósito del aparato.

ATCOM AT-320PD (foto del teléfono funcionando)

desembalando
Al momentode recibir el paquete saqué la cámara he hice una cuantas fotos. Aquí están un par de muestras de las mismas:

cajacerrada

cajaabierta

Lo primero que me sorprendió fue que para ser un teléfono usado (poco o mucho da igual) se encontraba todo en excelente estado: los cables, las cajitas. Se ve que Alberto es un tío cuidadoso.

Y ahora, hablemos del teléfono.

El teléfono tal y como podeis intuir en la foto, es un teléfono de sobremesa similar en tamaño a un «Domo» de telefónica. Al parecer, los primeros modelos pesaban muy poco y causaba problemas porque se volcaban al tirar del auricular. El modelo que tengo es de segunda generación y está lastrado para eliminar dicho problema.

La configuración
En principio, la configuración del teléfono es muy sencilla. El teléfono venía configurado para usar DHCP (el protocolo de autoconfiguración de red). De forma que a partir de que el teléfono tuviese asignado una dirección IP, sería fácil acceder a la página web del teléfono y configurar el resto de los datos.

Lamentablemente, la red la tengo configurada manualmente sin DHCP y por tanto el acceso web para efectuar la configuración era imposible.

Quedaban, por tanto, dos sistemas de configuración posibles: emplear una conexión telnet al teléfono (un sistema de comunicación por red más rústico) y usando el teclado y la pantalla del propio teléfono. Dado que para efectuar telnet es necesario tener configurados previamente los parámetros de red, esta opción se descartó igualmente.

Así que como último recurso, se recurrió a la configuración por teclado. Y llegamos al que, quizás es su defecto más molesto: el teclado.

¿No os habeis preguntado nunca como se diferencia en morse la letra A (.-) de las letras E(.) y T (-) seguidas? según tengo entendido, entre cada letra hay una micro-pausa y al final de una palabra hay una pausa.

¿qué tiene esto que ver con el teclado del AT-320? Mucho. La codificación del teclado del teléfono funciona de forma similar al morse antes mencionado. Así, si no se deja una pausa adecuada entre cada pulsación, el teléfono confunde las pulsaciones efectuadas y se piensa que estamos, por ejemplo, cancelando cuando lo que queremos es aceptar. Por tanto, tuve que repetir innumerables veces y al final, contar hasta cinco cada vez que pulsaba una tecla. El teléfono está contraindicado, por tanto, en personas con problemas de paciencia.

Respecto a la configuración en sí, los parámetros a configurar no me parecieron muy complicados. Por supuesto hay que estudiar un poco de «nomenclatura VoIP» para saber lo que te están preguntando.

El manual correctamente traducido aunque no deja de ser una referencia para gente que ya sabe de que está hablando. No es ni mucho menos una guia de usuario. (la diferencia, tal y como yo la concibo, es que en el primero hay una descripción somera de todas las posibilidades y en el segundo aunque no se describan todas las posibilidades si hay un ánimo más instructivo y útil para personas que adquieren el producto sin experiencia previa en el sector).

El uso
Lo que importa es el uso. Siempre se puede recurrir a un conocido y en el peor de los casos recurrir a un profesional; pero si la cosa no suena bien, mal negocio.

Los que leyeron la entrada por la que me hice acreedor de este teléfono, pensarán que en este momento estoy en alemania reprogramandole los números a mi madre (una santa) desde allí. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que la funcionalidad de este teléfono es para lo que están diseñados los teléfonos y poco más: llamar, agenda teléfonica, listado de llamadas recibidas (atendidas y no atendidas) y rellamada. Poco más.

¿Os engañé por tanto contando tonterías que otros teléfonos hacen y este no? No exactamente. Los servicios «inteligentes» mencionados son en realidad atribución de las centralitas que conectan a estos equipos. Hay algunos equipos de teléfono que incorporan algunas de estas funcionalidades.

La sensación que a mi me da es que este equipo está pensado en empresas que tienen una centralita de estas (centralita que actualmente puede montarse en un PC viejo y que quiero montarme yo en un futuro cercano) de forma que es más rentable tener una centralita y 20 teléfonos de estos que no comprar 20 teléfonos de los más «inteligentes».

La calidad sonora. No puedo hacer un comentario sobre un teléfono sin hacer un apartado sobre la calidad sonora. Reconozco que no he hecho todas las pruebas que me hubiera gustado, pero si puedo afirmar que tengo una primera opinión formada.

Las pruebas que he realizado son:

  • desde un teléfono fijo llamar a una pasarela VoIP y desde ahí llamarme a este teléfono
  • Llamada desde mi teléfono a servicios gratuitos ofrecidos por mi proveedor de VoIP
  • desde un PC con un softphone (un programa para hablar)
  • desde otro teléfono VoIP (esta no cuenta en el análisis porque no fuimos capaces de configurar el otro teléfono :-(

Salvo en el último caso, en los demás la comunicación se pudo efectuar. La calidad general es similar a la de un teléfono movil con ciertos problemas de cobertura.

En los casos de conexión buena, la calidad de sonido era excelente sin ruido de fondo y gran nitidez. Pero estos casos la verdad es que escasearon.

Tambien en una ocasión, había un desfase de más de un segundo entre los interlocutores de forma que cada uno respondía no a lo que acababas de decir sino a lo que dijiste antes haciendo imposible la comunicación (a pesar de sonar sin ruidos ni cortes).

Como suele suceder, la calidad depende de un producto de factores en el cual el resultado obtenido es tan bajo como el peor de los elementos empleados. En todos estos experimentos juegan demasiados factores para juzgar la calidad del aparato (el aparato en sí, mi red local, internet que me ofrece mi ISP, el internet ofrecido al otro interlocutor, su propia red y su equipo). Aunque los escasos momentos de alta calidad de la comunicación si garantiza que el factor limitante no es la calidad del teléfono (que es constante).

Hasta que no tenga más experiencias no puedo afirmar nada más en este aspecto. Aunque creo que hasta que la calidad de internet ofrecida por los proveedores suba notablemente, el fuerte de la VoIP será el empleo de terminales en una red local y salida por pasarela a la línea de teléfono convencional.

Otras consideraciones

Peleandome con el otro teléfono VoIP (este llevaba un linux empotrado), este arranca muchísimo más rápido y es más sencillo de hacerlo funcionar (el otro fue imposible). Lo que confirma mi teoría de que es un teléfono ideal para empresas o lugares que requieran terminales para una red de telefonía interna.

De nuevo, otra vez agradezco a mi patrocinador Alberto Sagredo (VoIP para novatos) la oportunidad que me ha dado para meterme en este mundo.

(en posteriores entregas hablaremos de proveedores, qué es el SIP y de si finalmente monto una pasarela con Asterisk)