dos primer premio mundial de magia

La foto fue tomada en un evento promovido por la Junta de Andalucia de promoción turística el 1 de Junio de 2005 en Sevilla, en la que Mago Migue amenizaba la velada. Y allá que invitó a su amiga Noemí y ella se llevó puesto al invitado que tenía en casa: Vito Lupo

Miguel Puga (Granada), 1º Premio Mundial de Magia en 2003 (La Haya), en la categoría Close-Up.
Vito Lupo (Nueva York), 1º Premio Mundial de Magia en 1979 (Bruselas) en la categoría General Magic

Ampliación un poco de la noticia.

Damos la bienvenida a Noemí como comentadora del lugar y voy a detallar un poco más esto de los premios y demás:

Cada 3 años el FISM (Federación Internacional de Sociedades Mágicas) organiza un campeonato mundial. Hay premios para distintas categorías o especialidades en la magia. El sistema de puntuación es complejo y podemos decir que cada actuación se analiza desde puntos de vistas distintos: presentación, invención, habilidad, humor, y más. En función de la especialidad a la que se presenta estas puntuaciones parciales se convierten en una puntuación final empleando una fórmula distinta (no es igual el componente de presentación necesario para un número de mentalismo que para uno de manipulación).

La gracia del concurso es que cada premio tiene un «precio» de puntos necesarios. Así si el primer premio requiere 400 puntos y el mejor clasificado tiene solo 390, este primer premio se quedará desierto (casi todos los años suele quedarse algun premio desierto). Así que el concurso no solo consiste en ser mejor que tus oponentes, sino que hay que, además, ser lo suficientemente bueno como para merecer tener el primer puesto. Tambien se observa que si dos contricantes tienen la puntuación merecedora para el primer premio y no hay grandes diferencia de puntuación se pueden conceder empates. He visto hasta empates de 4 en el primer premio en la misma categoría. (La verdad es que el reglamento exacto lo desconozco y esto puede ser algo inexacto). Por último, si alguien sobrepasa una puntuación determinada y especialmente alta, se le concede el Gran Premio.

Una vez esbozado esto. Es de entender que para tener un primer premio hay que ser muy bueno. Excepcionalmente buenos. Volvamos a la foto.

Esta foto es singular porque nos encontramos a una gran densidad de campeones mundiales (1er premio) recostados sobre la misma persona. Y eso es dificil. Muy dificil. Yo solo he conseguido que se me recostara un campeon por vez. :-(

A partir de aquí y lo que hicieron o dejaron de hacer es ya otra persona la que lo debe contar.

Sobre la tercera persona, campeona en otras lides, diré que se gasta sus ahorrillos a recorrer encuentros y congresos de magia y no hace falta mencionar que eso nos da gran envidia a muchos.