Joaquín Mora

Formación de los aplicadores

El elemento crítico en el éxito del programa está en la formación adecuada de sus aplicadores. La dinámica de trabajo debe estar bien conseguida, así como el conocimiento teórico y práctico sobre el sentido y gestión de cada componente de la metodología del programa. Hay, además, estilos de interacción que deben ser entrenados en los técnicos que dirigen el programa (los denominados "patrones de movilización cognitiva".)

La formación de los aplicadores se realiza a través de dos instrumentos:

  • Un curso inicial de formación.

  • Sesiones de seguimiento y revisión de los trabajos con CyT, grabados en video, una vez que comenzó su aplicación.

El curso inicial consiste en una 30 horas de trabajo teórico-práctico, con exposición de la fundamentación, estructura y metodología del programa, análisis de vídeos de sesiones reales y realización de varias simulaciones, algunas de ellas dirigidas por los asistentes. Este curso proporciona la información básica y capacita para comenzar la aplicación de las primeras unidades del programa.

Tras las sesiones señaladas en el punto anterior, los asistentes comenzarán a aplicar el programa. La formación se mantiene durante este periodo mediante sesiones de seguimiento (una al mes de promedio) cuyo contenido básico será el análisis de vídeos con grabaciones del desarrollo del programa dirigido por los participantes en formación.